¿Promoción de la Salud o del Estigma?

¿Promoción de la Salud o del Estigma?

Desde hace ya un par de meses que se han cerciorado las instituciones implicadas en que se fuera hablando bien de la noticia en toda la red de comunicación de que disponemos, preparando el terreno para una buena noticia, o lo que se entiende por buena noticia, después de tiempo sin invertir en VIH y en su avance a nivel social, educativo y cultural (sin entrar en la parte de investigación y sanitaria que sería otro tema a parte).

Han entendido que la mejor inversión y visibilización del VIH en el comienzo del 2018 era el TEST DE AUTODIAGNÓSTICO en privado y “en soledad”.

http://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2018/01/22/5a65bc1c268e3ed96f8b45a8.html

Y hoy, un año después de la publicación en todos los medios que el Test de Autodiagnóstico está disponible en farmacias sin preescripción médica y para facilitar el hacerse la prueba “en soledad” con el objetivo de que se diagnostiquen alrdedor del 18% de personas que no saben su diagnóstico.

Visto de hojeada, parece una buena iniciativa y una buena noticia. Pues el proceso es más sencillo, se reduce el pedir cita en un centro de salud o en centros de organismos que hacen las pruebas rápidas, se reduce el tiempo de traslado hasta el espacio, el compartir la situación con personas profesionales que te pueden ofrecer información … En la práctica es más sencillo, de acuerdo, ¿pero en lo intrapersonal? ¿En todas las barreras sociales y educativas que aún tenemos con respecto al tema?

Y sobre todo ¿Qué pasa con las personas que no tienen información adecuada, acorde o que tienen información confusa con relación a VIH que son la mayor parte de nuestra sociedad?

En éste punto y al profundizar en las líneas de la noticia nos hemos quedado más perplejos aún al ver que se insistia en que la mejora radicaba sobre todo en que la persona se va a poder hacer el test en soledad; por lo que, entendemos que se sigue fomentando que las personas relacionadas con todo éste ámbito han de esconderse, además de no recibir la correcta información por parte de las instituciones encargadas de actualizarla, no es algo que se incluya a nivel educativo al igual que la salud sexual (con lo que se fomentaria más el respeto en la socialización sexual no capacitista), que ocultándolo se fomenta más la discriminación hacia las personas que conviven con ello, alimentando los fantasmas y miedos sociales en las personas que se plantean el comienzo del cuidado de la salud sexual con ideas y mensajes confusos que aumentan el estigma.

Ante la posibilidad de tener algún resultado en personas que ya están sensibilizadas con el VIH, a expensas de un resultado inquietante a nivel emocional para las que no lo están, ya que sí, la prueba viene acompañada por una guía, un teléfono de contacto e información con respecto a la misma y es en lo que se apoyaban para promocionarla como -el recurso de mayor innovación- a nivel sociosanitario, mientras que paralelamente se tienen datos de que hay alrededor de un 18% de personas que no saben que pueden ser portadoras de VIH, sin contar el porcentaje de las que desconocen la actualidad a nivel social, sanitario, laboral, científico, etc del mismo y que esa misma prueba existe en espacios de atención primaria, en entidades relativas y de forma gratuita.

¿Será esta, otra de las promociones niquiscocias de las farmaceúticas con las que se impriman necesidades emocionales y de salud a nuestra sociedad?

 

 

2019-01-18T11:43:02+00:00enero 18th, 2019|Salud sexual|

Leave A Comment